Seleccionar página

Genjitsushugisha no Oukokukaizouki vol 3 capítulo 19

Como soberano B – Compromiso

Pero… hacer a Aisha la segunda reina consorte, dices.

«¿Te sería eso una recompensa, Wodan?»

«Como padre, tengo sentimientos encontrados… Pero ya que también ella parece desearlo, el querer concederle el deseo es amor paternal. Además, en este período donde la gente del Bosque Protegido por Dios finalmente empieza a enfrentarse al mundo exterior, creo que tendría gran significado para la hija del jefe que se casara con la realeza. No solo por el lazo que se establecería entre el Bosque Protegido por Dios y la realeza, sino también por el vínculo que se crearía entre humanos y elfos oscuros.»

Ya veo, no solo era por el bien de su hija, sino que también lo decía por consideraciones políticas. Por nuestra parte también, si pudiéramos fortalecer los lazos con el Bosque Protegido por Dios, podríamos incluir a nuestro potencial de guerra los arqueros de élite de los Elfos Oscuros que habían demostrado su destreza en la batalla en las afueras de Randell…… y, bueno, incluso si dejáramos este beneficio a parte…

Aisha es linda. Si me preguntaras si querría casarme con ella, la respuesta sería «me gustaría». Aunque siente que es demasiada la lealtad que tiene hacia mí, esto significa que también se me transmite su buena voluntad (no obstante, me da una sensación como si la estuviera alimentando). Su aptitud para ser reina es dudosa, pero tiene valor suficiente para compensar eso. Es una chica que podría dar a mi corazón un respiro si pudiera quedarse a mi lado como mi esposa.

Pero, ya sabes… Cuando me volví hacia el trono, vi a Liscia, quien se encontraba a mi lado. Incluso con la relación que tenía con ella, hasta ahora, había estado eludiendo el tema de que se convertiría en mi prometida (temporalmente). Pero durante la guerra con Amidonia había reflexionado sobre el tema al darme cuenta de que me estaba comportando como un rey cuando había hablado con Carla. Y cuando me di cuenta de que ya había llegado al punto de no retorno, decidí dejar de ignorar el asunto de mi relación con Liscia. [1][ps2id id=’1a’ target=»/]

Sin embargo, todavía tenía sentimientos contradictorios acerca de tener múltiples esposas. Aunque Marcus, Liscia y Juna-san en repetidas ocasiones hubieran dicho que esto era normal, para alguien que estaba fuertemente influenciado por la ética del Japón moderno, no podía aceptarlo fácilmente… Ah, no es como si estuviera pensando en algo arrogante como si amar a varias mujeres fuera insincero o algo así. Si diera una respuesta inmediata me sentiría mal por Liscia. Es como si un hombre estuviera con dos, al fin y al cabo.

Mientras pensaba en eso, Liscia me miró. Entonces, viendo que estaba tratando de no mostrarme lo nervioso que me encontraba, dijo Liscia como si estuviera un poco sorprendida.

«Por favor, asegúrate de tomar adecuadamente a Aisha como esposa, ¿vale?»

«Adecuadamente, dices…… ¿Está bien eso, Liscia?»

«No tengo ningún derecho a prohibirlo, además ¿acaso no dije que si se trataba de Aisha y el resto, estaba de acuerdo con eso? Mejor dicho, sería problemático si no te casaras con ellas después de todo.»

«¿Problemático?»

«Souma, eres un rey, ¿sabes? Se haga como se haga, a partir de ahora, aparecerá la situación en la que tendrás que casarte con las hijas de nobles o princesas de otros países. Para mayor bien de esa situación, desearía que las consortes de mayor rango fueran personas en las que pudiéramos confiar.»

Liscia, que había enfatizado el lado práctico del arreglo, dio un suspiro y me miró mientras mostraba una cara de indecisión.

«Aunque Souma puede tomar decisiones firmes que controlan el destino del país, cuando se trata de relaciones femeninas, eres muy indeciso, ¿verdad?»

«Ugu……»

«Santo cielo… ¡Aisha!»

«¡S-sí!»

Al ser llamada tan de repente, en diagonal a mis espaldas en posición de guardia, Aisha, que se encontraba muy nerviosa observando lo que estaba ocurriendo para ver cómo progresaba, saltó con un sobresalto. Liscia la apuntó con el dedo dando un chasquido.

«No tengo en mente entregarte la posición de la Primera Reina Consorte. ¿Estaría bien ser la Segunda Reina Consorte? Si estás de acuerdo con esto, no diré nada; mejor dicho, te daré la bienvenida.»

«¡S… Sí! ¡Si así puedo estar al lado de su Majestad!»

Liscia asintió a la respuesta de Aisha y luego se dirigió a mí mientras me miraba directamente a los ojos.

«Lo he puesto todo en orden. Es por eso que…. hazlo…. correctamente.»

«…..Entendido.»

Me pregunto por qué en aquellos momentos, sentí que ya había visto el equilibrio de poderes en el futuro. Liscia ahora había demostrado este «Espíritu de Mujer…» Por lo que, como era de esperar, no podía mostrar más mis malas maneras. Caminé hacia Aisha y me detuve cerca de ella. Esa fuerte Aisha estaba ahora mostrando una expresión incómoda. Ah… de verdad, no pongas esa cara.

«Aisha.»

«¡S-sí!»

«Ehm… ¿querrías ser mi esposa?»

«¡S! ¡Sí! ¡Con mucho gusto!»

Me tragué la réplica de «¿es esto un bar?». [2][ps2id id=’2a’ target=»/] Mientras sentía que mi cara ardía, me volví para mirar a Wodan, quien estaba parado allí, sonriendo, mientras en su cara se reflejaban aquellos complicados sentimientos que hay en todo padre. No hablé en un tono digno de un rey, sino como alguien que se estaba dirigiendo a un superior.

«…..Por lo que hemos llegado a este punto. Vendré a dar mi saludo oficial. Suegro.»

«…..Lo estaré esperando. Yerno.»

Así, Aisha se convirtió en mi segunda prometida.

Pero ahora que se había vuelto de esta manera, ¿qué tenía que hacer con el título «Dama del Viento del Est? Como era de esperar, no creo que pudiera hacer que la Reina actuara como un SP exclusivo [3][ps2id id=’3a’ target=»/]. Cuando se lo mencioné a Aisha,

«¡Déjalo en mis manos, su majestad! ¡Aunque me haya convertido en la esposa de su Majestad, protegeré la vida de su Majestad!»

Dijo tal que así con una sonrisa de oreja a oreja, por lo que decidimos dejarlo tal como estaba… Bueno, supongo que podía nombrar a algunos subordinados bajo su mando más tarde. Ahora que se había decidido la candidatura de la Segunda Reina Consorte, Marcus dio una expresión de alivio, ya que una de sus preocupaciones finalmente había disminuido de intensidad (había estado preocupado por el peligro de la baja cantidad de miembros de la realeza debido a la lucha de sucesión que se había dado lugar en el pasado, por lo que decía constantemente «incrementar el número de esposas y hacer hijos»), y, aunque había resultado todo en que aparecieran nuevas preocupaciones, solo podía mostrar mi compasión.

Y en aquella situación en la que nos encontrábamos, Juna-san hizo una sonrisa ligeramente solitaria.

◇ ◇ ◇

Aunque me había encontrado con varias dificultades, la hora de recompensar a Wodan había terminado, por lo que finalmente tocó el turno de Juna-san.

Mientras daba palabras de gratitud, le pregunté: «¿Hay alguna cosa que deseas?» Y bueno…, aun si no se lo preguntara, ya sabía su respuesta. Lo más probable es que hiciera una petición para entregarle todos sus méritos a Excel. Esta vez, se mostraba no como Lorelei, sino como miembro de la Marina.

«Su majestad, mis méritos…..»

«¿Puedo decir una cosa?»

Excel empezó a hablar por lo que interrumpió las palabras de Juna.

«Por favor, perdóneme la repentina descortesía. Sin embargo, concededme el permiso para hablar.»

«……Concedido.»

«Muchas gracias.»

Excel se inclinó y lentamente comenzó a hablar.

«Como su majestad sabrá, Juna Doma es mi nieta. Pero el padre de Juna, que es mi hijo, se ha casado con la familia mercante Doma, que realiza negocios en nuestra querida Ciudad Laguna. En otras palabras, Juna Doma ha nacido como plebeya. Y aunque gracias al servicio militar trabaje bajo mi mando, no tiene ninguna conexión con las circunstancias que tendría una «familia noble»

«¿…A qué te refieres?»

Aunque pregunté eso, Excel en su lugar se encaró a Juna-san y sentenció:

«Aunque sea posible que hayas planeado usar tus méritos por mi bien, eso no es necesario.»

«¿¡Reverenda abuela!? Pero…»

Juna intentó discutir con vehemencia, por lo que Excel dio un signo de negación con la cabeza silenciosamente.

«Está bien. Eres una persona que no tiene conexiones con la familia Vargas. No sería correcto utilizar tus méritos para alguien que no habías conocido bien anteriormente. Úsalo para tu propio bien»

«¿¡Reverenda abuela!?»

«No puedo sacrificar la felicidad de mi nieta por el bien de mi yerno y de mi otra nieta. Está bien, no tienes que preocuparte por nosotros. Debes dar un paso adelante y cumplir tus deseos»

Al tener a Excel mirándola con ojos tan amables, Juna bajó la mirada, y pareció entrar en conflicto por un momento. Sin embargo, poco después, abrió los ojos, dio un paso adelante y se arrodilló.

«Su majestad. Tengo una solicitud.»

«¿…..De qué se trata?»

«Si fuese posible, yo también… a partir de ahora… desearía quedarme y cantar al lado de su majestad.»

Esto significaba…. no había la necesidad de adivinarlo. Tomar a Juna-san…. como esposa también.

«Su majestad, en el caso de Juna Doma-dono, podríamos aceptarla como consorte real. Si deseara recibirla como Reina Consorte, sería necesario que fuera adoptada en algún momento por alguien con un título nobiliario de «caballero» o superior.»

Markus apuntó eso con una expresión feliz. Quizás era por el hecho de que el número de mis esposas había aumentado a lo que él deseaba. En cuanto miré a Liscia, asintió como diciendo, «de acuerdo». Pero….

«Lo siento. No puedo hacerlo……»

Lo rechacé firmemente. Liscia abrió los ojos de par en par ante mis palabras, mientras que Excel me observó con ojos implorantes, como preguntando «¿Qué rayos?» Juna-san se encontraba mirando hacia abajo, por lo que no pude ver su expresión. Una atmósfera sombría comenzó a envolver la habitación, pero…… No, no, no, escuchad hasta el final.

«……Por el momento…… No es posible. Juna-san es la «Prima Lorelei» del Proyecto Lorelei, el plan de transmisión de programas musicales que usa el Orbe de Transmisión Real, ¿sabéis? Si fuéramos a anunciar el compromiso de la famoso Juna-san, ocurriría una revuelta en la capital.»

Y eso no sería una broma. Todavía tenía fresco en la memoria cuando se había presentado la solicitud en la Asamblea Nacional para «poner a Juna-san con más frecuencia en el Orbe Real». Cuando se revelaba que una ídolo tenía un amante, tenía su blog enardecido, cosa que sucedía bastante a menudo en el mundo anterior, pero como no era posible que “enardeciera” el blog en este mundo, el fuego transcurriría en cualquier parte de la «Ciudad» o el «Castillo», supongo. Quemar el país con llamas de celos no es algo de lo que pudiera reírme. Así que…

«¿Estarías dispuesta a esperar un poco más?»

«¡!»

Hacia Juna-san quien había levantado la cabeza, pronuncié aquellas palabras mientras me embargaba una sensación incómoda.

«En estos momentos, todavía necesito esa capacidad que Juna-san tiene como «lorelei». Es por eso que deseo que te quedes como la «ciudadana Juna-san» por ahora. Cuando hayamos reunido aún más loreleis y las hagamos elevado a ser talentos que puedan tener éxito en el camino, entonces sin duda te recibiré. »

«……Estaré esperando ese día. Su majestad.»

Juna-san dijo esto revelando una sonrisa propia de una doncella.

☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽

 

[1][ps2id id=’1b’ target=»/] Hagamos un poco de memoria. Souma sube al trono con una condición, la cual era que lo dejaría una vez Elfrieden se hubiera aposentado con bases sólidas. Con esta frase, se ha demostrado que ha cambiado de opinión.

[2][ps2id id=’2b’ target=»/] La respuesta de Aisha es tipo: Aisha, ¿quieres un oden (comida japonesa)? Sí, con mucho gusto. Por lo que Souma pregunta, ¿acaso lo está tratando como si fuera un menú de un bar?

[3][ps2id id=’3b’ target=»/] Los SP son una unidad japonesa de protección a corta distancia con la responsabilidad de proteger a los VIP locales y extranjeros en suelo japonés y en el extranjero.

Haz tu comentario en relación con Genjitsushugisha no Oukokukaizouki vol 3 capítulo 19 y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación con Genjitsushugisha no Oukokukaizouki vol 3 capítulo 19 o con Genjitsushugisha no Oukokukaizouki vol 3 español hazlo aquí. Gracias.
¿Te ha gustado Genjitsushugisha no Oukokukaizouki vol 3 capítulo 19? Pues díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:
Compártelo: