Genjitsushugisha no Oukokukaizouki vol 3 español episodio 2

Genjitsushugi Yuusha no Oukokukaizouki español

[et_pb_section fb_built=»1″ _builder_version=»3.22″ custom_padding=»1px|||»][et_pb_row _builder_version=»3.25″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat» custom_padding=»6px|0px|27px|0px»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_post_nav in_same_term=»off» prev_text=»Anterior capítulo» next_text=»Siguiente capítulo» _builder_version=»3.0.87″ hide_prev=»off» hide_next=»off» border_style=»solid»] [/et_pb_post_nav][et_pb_text _builder_version=»4.0.7″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat» hover_enabled=»0″ border_style=»solid» inline_fonts=»Lora»]

Capítulo 1 – Proyecto Lorelei B

De entre todas las cosas que adquirimos después de la rendición de la capital de Amidonia, Van, la que me hizo más extremadamente feliz fue el Orbe de Emisión Real. Este era el único orbe que Amidonia poseía y con este se podían emitir imágenes a cualquier rincón del país. Aunque me dijeron que el orbe era una artefacto sobrante de una civilización antigua y que aun era imposible que se produjera con la tecnología actual, el número de orbes descubiertos era tan numeroso que excluyendo a los países pequeños constituyentes de las Naciones Aliadas del Este y la región de autogobierno de dragones sapientes, la Cordillera del Dragón Estrella, cada nación —aunque el número de orbes difería— poseía al menos uno.

Sin embargo, las transmisiones no podían ser recibidas de otros países. Bueno, si eso fuera posible, la información que era catalogada de uso doméstico sería conocida por otras naciones, así que por supuesto, podía ser utilizada para incitar a ciudadanos como lo hice en el Castillo del Dragón Carmesí. Ya que el receptor y la longitud de onda del orbe de emisión debían configurarse antes de ser utilizados, tal vez el procedimiento era parecido al de una radio AM-FM o algo relacionado con una frecuencia.

Es por eso que cuando obtuve el único Orbe de Emisión Real de Amidonia, podía decirse que contaba con el monopolio de los derechos de emisión de todos los receptores del Principado de Amidonia. Añadiendo el Orbe de Emisión del Reino de Elfrieden que había traído, el Programa de entretenimiento podía ser retransmitido a la vez en los dos países. ¿Traería esta retransmisión algún cambio al Principado de Amidonia? ¿O no cambiaría nada…? Me encontraba realmente emocionado por ello.

 ◇ ◇ ◇

Van no tenía algo parecido a la Fuente de la Plaza que se había instalado con un receptor para las emisiones del Orbe Real. En cambio, el receptor se había instalado en una plaza —era solo de nombre ya que solo era un campo vacío— en uno de los lados a las afueras de Van. En primer lugar, la Emisión Real en este país solo se usaba en Año Nuevo para transmitir lo que eran las palabras del Duque: «nunca olvidéis el rencor contra Elfrieden. Es política nacional el intentar recuperar el territorio perdido». Ya que los ciudadanos debían reunirse cada año en año nuevo para ver la emisión o sino serían castigados por lese majeste, incluído si los ciudadanos estaban enfermos o gente mayor en sus últimos días; los amarrarían y los llevarían costase lo que costase, dado que no podían perderse la transmisión.

Y hoy, ese joven rey de Elfrieden que hizo que Van se rindiera iba a emitir una emisión real. Debido a que la mayoría de los ciudadanos recibieron un adoctrinamiento extenso durante muchas décadas, no tenían buenas impresiones sobre Elfrieden. Sin embargo, actualmente había una gran cantidad de ciudadanos reunidos en el campo para ver la transmisión. Tal vez era debido a los hábitos creados durante muchos años los cuales indicaban que o veían la emisión real, o serían castigados. No obstante, los soldados que custodiaban el lugar rechazaron a la gente que tenía malas intenciones.

Cuando el sol se escondió por completo en el cielo crepuscular, a la mitad de los ciudadanos de Van se les cambió la cara a una confusa mientras que la otra mitad estaba enfadada. Debido a que los nobles y caballeros habían dejado completamente Van, lo que quedaba en ella eran solo ciudadanos plebeyos que no tenían adónde ir. Naturalmente, no habían recibido ninguna información decente. Aquí y allá, se escuchaban susurros de los ciudadanos preocupados por sus futuros.

«Maldito el rey ese de Elfrieden… ¿Qué es lo que quiere al hacernos reunir a todos?»

«Le eché un vistazo cuando entró al castillo, se ve como un hombre afeminado.»

«No lo juzgues por su apariencia. Él es alguien que ha derrotado sin piedad a Su Majestad Gaius.»

«Usará la Emisión Real, ¿verdad? ¿Qué pretende hacernos escuchar?.»

Debido a la falta de información, la discusión continuó por direcciones erráticas.

«No intentará… reclutar a todos los hombres como soldados y enviarlos a las líneas del frente para conquistar toda Amidonia después de esto, ¿verdad?»

«¡De ninguna manera! Soy el que lleva el pan a casa, si me reclutan, ¿qué pasará con ellos?»

«Somos la gente que se encuentra en el zona ocupada, no sería extraño si lo hicieran…»

«De hecho, este sería uno de los mejores casos. ¿Qué pasaría si nos ordenan entregar las mujeres y los niños para esclavizarlos…?»

«Bueno, si ese es el deseo de los fuertes, lo harán usando la fuerza en lugar de preguntarnos. Quizás nos pidan que entreguemos a todas las mujeres hermosas dentro de esta ciudad.»

«¿En serio? Quizás debería esconder mi mujer.»

«¿Quién querría tu mujer después de verla?»

«¡Pero que dic-….! ¡Mirad! Parece que ya ha empezado.

En medio de conversaciones absurdas, el receptor puesto en medio del campo empezó a proyectar una imagen. La gente pensaba que el joven rey aparecería en uniforme militar, pero contrariamente a sus expectaciones, se mostraba una hermosa de cabello oscuro medio elfa sentándose detrás de una mesa. La mujer tenía las manos entrecruzadas en la larga mesa que tenía delante y por alguna razón, no se había sentado en el medio sino que se encontraba un poco hacia la diagonal izquierda. Por supuesto, solamente la cara de la mujer miraba al frente.

La mujer se sentó con una cara que recordaba a la de la Mona Lisa, que hacía su belleza fuera más radiante y que particularmente cautivó a los hombres amidonianos. Los hombres sintieron que era como si estuvieran sentados en el mostrador de un bar conversando con una mujer sentada a sus lados. En ese momento, la mujer empezó a hablar.

«Buenos días. Me llamo Cris Tachyon.»

◇ ◇ ◇

«Este programa es Noticias Elfrieden, un programa que brinda información a los ciudadanos sobre las noticias del Reino Elfrieden y los países vecinos. La primera noticia es…»

En una sala de asuntos gubernamentales en el castillo de Van, que había sido transformada apresuradamente en un simple estudio de noticias —aunque solo habíamos colocado una mesa larga y una silla, ya que ya había muebles sobrantes en la habitación— Cris-san empezó a leer el manuscrito de las noticias. Aisha y yo la observábamos desde la esquina de la habitación la cual no llegaba el orbe. Después de mirarla por un tiempo, Aisha me tiró de la manga.

«¿Qué pasa?»

«Um… ¿Por qué tenemos que proyectarla diagonalmente desde el frente?»

«Ehm… ¿Por el estilo de belleza?

Aisha me lo preguntó en voz baja, pero solo le podía dar esa respuesta. La razón era porque me había acordado de cómo la presentadora de noticias femenina en Japón con el discurso otomenashi [ps2id id=’1a’ target=»/][1] se sentaba en esa posición y a decir verdad yo solamente la estaba imitando. Pero cuando hicimos el ensayo antes, Chris-san suplicó en lágrimas que la posición de su cuello le apretaba así que esta forma diagonal de proyección podría ser la primera y la última.

El contenido de las noticias era acerca de los detalles de la guerra. Explicó de forma sencilla cómo, a fin de subyugar Gaius VIII y a Julio quienes habían incitado disturbios en en el Reino para invadirlo, el Rey de Elfrieden, Souma, había realizado una contra invasión al Principado, había derrotado a Gaius VIII e hizo que la capital se rindiera. Aisha en ese momento ladeó la cabeza.

«¿No es mejor que su majestad haga directamente un discurso acerca esta información? Así la fama de su majestad podría aumentar como sucedió en la recogida de alimentos.»

«Esta situación es diferente a la de la otra vez. Esta emisión también está transmitida a toda Amidonia. Da igual lo que diga el rey del país enemigo diga, los ciudadanos del reino no querrían oirlo. Pero comunicando la información a través de terceros, hará que el truco funcione.»

«A decir verdad, cuando discutimos el contenido del manuscrito de noticias con Hakuya y los demás, estos dieron ideas exageradas como «nuestra querídisima majestad por nuestro bienestar…», pero ya que me daba la sensación que esto era lo que hacía un cierto dictador[ps2id id=’2a’ target=»/] [2], me negué a admitirlo. Bueno, incluso si ella dijera tales líneas, Cris-san todavía leería sin problemas el manuscrito escrito por Juna-san con una agradable voz.»

«…así que esta es la información recibida. Aunque actualmente el ejército del reino permanece en la capital del Principado de Amidonia, Van, por el momento, las hostilidades han cesado entre ambos lados. El rey de Elfrieden, Souma Kazuya, ha declarado las siguientes afirmaciones: «la batalla que ha sucediendo es una para subyugar a Gaius y Julio quienes han invadido nuestro reino, así que no nos extenderemos más la guerra, ya que no es nuestro propósito dañar los ciudadanos del Principado. Respecto a los ciudadanos de Van, les daremos apoyo para que puedan volver a la cotidianidad. Además, ya que Van está anexada al territorio de Elfrieden, prometemos que recibirá la misma ayuda alimentaria disponible en las ciudades del Reino y también nos encargaremos del mantenimiento de los servicios esenciales». El que está a cargo de esta tarea, el Ministro de Agricultura y Bosques, Poncho Ishidzuka, hará que se distribuyan raciones de comida mañana. Se nos ha informado que se incentiva al espectador a invitar a los miembros de su familia y vecinos a ir a la distribución.»

 ◇ ◇ ◇

«¡No me fastidies!»

El nuevo príncipe de Amidonia, Julius —era solo un título dado por sí mismo, ya que al igual que Souma, todavía no había tenido su ceremonia de entronización— quien estaba viendo la transmisión desde una ciudad cercana a Van, gritó y aplastó la unidad receptora con su espada, antes de dar una orden de inmediato a sus subordinados.

«¡Enviad rápidamente mensajeros a cada ciudad para que dejen de ver esta broma de transmisión!»

«¡Sí, su alteza!»

Sus subordinados se dispersaron rápidamente para cumplir las órdenes. Mientras se iban, Julio miró en dirección a Van. Diciéndonos que no tiene la intención de dañar a los ciudadanos del Principado después de robarnos nuestra capital, ¡qué palabras tan insolentes! ¡Estúpidos invasores, pronto Van será recuperada!

Si Souma hubiera oídos esas palabras, seguramente le hubiera dicho algo tipo «¡eres la última persona a la que quiero oír decir eso!» Y mientras decía esas palabras con indignación, Julio gritaba de manera agitada. Sin embargo, aunque ordenó que avisaran a todas las ciudades, ya que había sido derrotado en la batalla,  Julio había perdido el poder unificador y no contaba con el poder para realizar la tarea. Así que en realidad, la orden solo se ejecutó en la ciudad donde se había alojado Julio y en las ciudades de los alrededores. En otras palabras, prácticamente la totalidad de Amidonia continuaron viendo la emisión de Souma.

Las reacciones de los amidonianos después de ver la emisión mayoritariamente se dividieron en dos. En primer lugar, los ciudadanos de Van se aliviaron dado que no iban a ser reclutados y enviados a las fronteras ni tampoco iban a requerir que diesen sus propiedades, mujeres e hijas. Ya del simple hecho de estar ocupada, era realmente una presión. Por otro lado, las personas que vivían en ciudades y pueblos a las afueras de Van se interesaron no en la muerte de Gaius,  ni en que Souma hubiera empezado la guerra por una causa justa, sino que en calidad de un terriorio de Elfrieden, serían proporcionados de comida disponible en las ciudades del Reino.

A decir verdad, la gente de Amidonia mostraba mucha reticencia sobre las palabras dichas en la emisión así que la mayoría no se lo creyó. Después de todo, eran las palabras del Rey de un país enemigo. Todos pensaban que eso se había dicho para que se pusieran de su parte… No obstante, era verdad que las palabras de Souma penetraron profundamente en el corazón del pueblo Amidoniano quienes habían sufrido escasez de alimentos peor incluso que en Elfrieden. Por parte de aquellos que lo sufrían diariamente, esas palabras se adentraron en sus corazones todavía más.

 ◇ ◇ ◇

«…así que respecto la situación actual, en lo que incluye al tratamiento médico de nuestro país…»

Habían pasado diez minutos desde que el Programa de noticias de Chris había empezado. Las noticias que presentaba eran ya las últimas. Después de que este noticiario acabase, el Espectáculo de Música Popular empezará. Aisha, que se encontraba a mi lado, agarraba mi brazo con una expresión nerviosa. La mano que me aferraba tembló un poco.

«¿Q-qué debería hacer, su majestad? Mi temblor no desaparece.»

«Cálmate. Esta es la segunda vez que apareces en una transmisión, ¿no?»

«Pero la última vez me limité a comer así que no había problema…»

Sí. El actual espectáculo de música popular tenía como presentador a Aisha y a mí. No tenía ninguna intención al poner a Aisha como presentadora, pero las otras personas no podían hacer la tarea; Poncho se encontraba ocupado con las preparaciones de la distribución de comida y Hakuya, se negó firmemente argumentado que no era adecuado para eso. Es por eso que me encontraba atascado con Aisha a la que le castañeaban los dientes.

«Ja… En el campo de batalla eres tan elegante, pero ¿por qué eres tan decepcionante en este campo?»

Me rasqué la cabeza mientras me sentía atónito, con lo que Aisha bajó los hombros y gimió.

«Uu… Tengo confianza en que no seré vencida en el campo de batalla pero en el campo de la belleza… no es que me sienta muy confiada. Hay muchísima gente mucho más guapa que yo, ¿verdad? Como podrían ser la princesa-sama o Juna-dono, ellas son damas delicadas y de piel blanca. Mientras que yo tengo piel oscura y estoy musculada…»

Aunque dijera musculada, no llegaba al extremo de parecerse a un fisicoculturista. Más bien, tenía una figura bien proporcionada hasta el extremo que era misterioso cómo podía blandir una espada tan larga sin estar abultada de músculos. Además, su altura era como la de una modelo y, como siempre estaba cubierta por una armadura, era difícil verla, pero tenía una figura mucho mejor que la de la media. Así que por el contrario, ¿no debería haber sido Liscia quién la envidiara?

«Mm… Aisha es bella tal como es»

«¿E-es eso así?»

Aisha se sonrojó al ser elogiada. Sin embargo, ella rápidamente se calmó.

«P-pero, su majestad, en realidad… en realidad la presentadora debería ser Juna-san o la princesa-sama.»

«Juna-san cantará, por lo que estará demasiado ocupada para convertirse en presentadora, mientras que Liscia será la asistente… Creo que sería mejor dejarla estar por un tiempo…»

«? ¿Ha pasado algo?»

«Quizás sea porque estoy algo ansioso de ser el presentador. En resumidas cuentas, más que tu habilidad como asistente, lo que espero es tu capacidad como guardaespaldas. Si algo sucede, vendrás a mi lado a protegerme, ¿no?»

«Eso es ciertamente… ¿¡Qué!? ¿Habrá algo peligroso?»

Con un golpecito, puse mi mano sobre la preocupada frente de Aisha.

«Bueno, quizás todo esté bien. Cuando llegue ese momento… Por favor, protege a esta lastimera excusa de hombre.»

«Su majestad… ¡Por supuesto! ¡Me convertiré en el escudo de su alteza! Este cuerpo también será… *murmuyo* *murmuyo*»

Rápidamente puse mi mano sobre la boca de Aisha.

«Tu voz es muy fuerte. Estamos todavía en vivo…»

«*murmuyo*… L-lo siento»

Hum… Como se esperaba, es una elfa oscura decepcionante después de todo.

«… o así es la información recibida. Este es Noticias Elfrieden informando… El siguiente programa será el primero de entretenimiento de Elfrieden. A los que no tienen prisa, por favor, vedlo.»

Ups. El programa de Chris-san parece haber terminado. Bueno, ahora nos toca parte. El lugar de grabación del Espectáculo de Música Popular no estaba en esta sala, sino que se llevaría a cabo en una sala del atrio que se utilizaba para la danza en los banquetes. Habían ya preparadas mesas donde alguno de los soldados se sentaban igual que los premios Cable.[3][ps2id id=’3a’ target=»/] Ya que la presencia o absencia de audiencia influiría en el clímax. Extendí mi mano enfrente de Aisha.

«Vamos, Aisha.»

«Sí. ¡Lo acompañaré donde haga falta!»

☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽

 

[/et_pb_text][et_pb_post_nav in_same_term=»off» prev_text=»Anterior capítulo» next_text=»Siguiente capítulo» _builder_version=»3.0.87″ hide_prev=»off» hide_next=»off» border_style=»solid»] [/et_pb_post_nav][et_pb_text _builder_version=»3.27.4″ border_style=»solid»][ps2id id=’1b’ target=»/][1] Souma se refiere a Christel Takigawa, una presentadora de noticias quien hace el discurso olímpico «Omotenashi» como embajadora olímpica japonesa. Ahora sabemos de donde sale el nombre de Cris Tachyon. (Kurisuteru = Kurisu. Takigawa = Takion). Omotenashi significa hospitalidad.

[ps2id id=’2b’ target=»/][2] Ejem, ejem… Véase Corea del Norte.

[ps2id id=’3b’ target=»/][3] Los Japan Cable Awards son como los premios Grammy, los cuales premian las mejores canciones del año.[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Genjitsushugisha no Oukokukaizouki vol 3 español episodio 1

Genjitsushugi Yuusha no Oukokukaizouki español

[et_pb_section fb_built=»1″ _builder_version=»3.22″ custom_padding=»0px|||0px»][et_pb_row _builder_version=»3.25″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat» custom_padding=»0px|0px|27px|0px»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_post_nav in_same_term=»off» prev_text=»Anterior capítulo» next_text=»Siguiente capítulo» _builder_version=»3.0.74″] [/et_pb_post_nav][et_pb_text _builder_version=»4.0.7″ hover_enabled=»0″ inline_fonts=»Open Sans»]

Capítulo 1 – Proyecto Lorelei A

Varios días después de las batallas, dentro de la habitación donde se manejaban los asuntos militares en el castillo de Van, el mapa de la zona circundante se encontraba desplegado sobre la gran mesa mientras que Liecia, Ludwin, el comandante supremo del ejército temporal Glaive, Hakuya —que había regresado después de terminar con los asuntos en el Castillo del Dragón Carmesí—  y yo lo mirábamos fijamente. Si te fijabas en el mapa, el Reino solo había obtenido el control de la capital enemiga, Van, y las áreas circundantes, por lo que la frontera noroeste del Reino solo se había desplazado un poco hacia el oeste. Cualquier terreno que se encontrase fuera de este área pertenecía todavía al Principado de Amidonia. En ese momento fue cuando inquirí a Ludwin.

«¿Ha habido algún movimiento contraofensivo por parte del Principado de Amidonia?»

«…No, su majestad. No hay movimientos sospechosos.»

Después de responder, Ludwin colocó varias piezas pequeñas en las ciudades que rodeaban Van que todavía estaban en manos de los amidonianos. Esta probablemente era la posición actual del despliegue del ejército enemigo.

«Por favor, mirad aquí. Se han parado en estas posiciones y solo han reforzado la defensa de las ciudades que envuelven Van. Quizás el daño que sufrieron en la última batalla fue tan severo que han desistido recuperar la capital con el poder que les queda.»

«Así que están esperando a la llegada del ejército Imperial…»

Me giré para mirar a Hakuya.

«Por cierto, ¿cuán grande es la diferencia de potencial de guerra entre el Imperio y el Reino?»

«Nos sobrepasan en poder nacional, población, número de soldados, tecnología y bienestar. Si solo contáramos el número de soldados, tendrían cinco veces más que nosotros. Si la cantidad de equipos se incluyera en el cálculo, entonces ¡pam! Su poder aumentaría por lo menos dos veces más.»

«Aumentar ¡pam! ¡Además dos veces! ¿No es esto un quiz derby? [ps2id id=’1a’ target=»/][1] »

«¿A qué se refiere?»

«No, no es nada… Entiendo que es un país el cual no debería convertirse en nuestro enemigo. De algún modo hemos sido capaces de hacer algo hasta estos momentos, pero creo que será necesario pensar sobre lo que hacer en el futuro a partir de ahora.

Me encogí de hombros y Glaive soltó un suspiro.

«Mpf… qué lamentable. Aun cuando es posible apoderarnos de toda Amidonia ahora.»

«¿Ah, sí? Aunque realmente no la quiero.»

Me senté en una silla apoyando mi barbilla en las manos.

«Aunque este país cuenta con abundancia de fuentes mineras, es demasiado pobre, y nuestra nación ha sido salvada ahora de la escasez de comida. Sería posible quedarnos con esta ciudad y las circundantes pero no hay recursos sobrantes para apoyar la totalidad de Amidonia. Por otro lado, levantaría enemistad innecesaria si solo nos aprovecháramos de las minas.»

Bueno, si el Imperio viniera, ninguna de las dos opciones sería posible. Da igual cuánto esfuerzo le dedicaramos o territorio robáramos, cuando el Imperio se mostrase, no tendríamos más remedio que devolver el botín. Sería lo mismo con esta ciudad, Van. Además, el odio hacia Elfrieden en Amidonia es demasiado profundo. Parece que esta ideología había sido impuesta por muchas generaciones. Incluso con una ocupación militar sería difícil gobernar esta tierra de forma segura.

«Es verdad… Lo hemos logrado hasta ahora gracias a nuestro ejército, pero suponiendo que luego establezcamos un gobernador para administrar esta tierra, la población probablemente no cumpliría con su gobierno.»

Asentí con la cabeza a lo que Liscia había señalado.

«Sí. Es por eso que planeo «domesticar» ese resentimiento primero.»

«¿Domesticar el resentimiento?»

«Sí. De hecho, he llamado a una persona con mucho talento para ese propósito.»

En ese momento alguien llamó a la puerta de la habitación de asuntos militares. Admití la entrada y una belleza peliazul entró en la habitación después de disculparse. Hoy no llevaba su atuendo típico de cantante del Café Lorelei, sino un uniforme naval blanco que le daba la apariencia de oficial militar. La belleza se paró frente a mí y en lugar de un saludo firme, hizo una elegante reverencia.

«La subordinada del Gran Almirante de la marina de guerra Excel, Juna Doma, ha llegado para responder a la convocatoria de Su Majestad.»

«Bueno, bueno, Juna-san. Gracias por venir. Tu apariencia en uniforme es fabulosa.»

«Por mostrar tal desgraciada apariencia delante de su majestad, siento mi mayor vergüenza».

«No, no… Por favor. Más bien me gustaría que mostraras más tus otros lados.»

«Oh, Su Majestad, esa es una manera bastante suave de hablar.»

«Jajaja»

«Jejeje»

«Dios. Nunca os cansáis de hacer esto…»

Hicimos nuestro habitual intercambio de palabras aunque Liscia nos mirara con ojos fríos. Sí, bueno, es el cliché. Puede que no le guste a Liscia, pero encuentro que el intercambio de palabras con Juna-san es muy agradable. Aun así… cómo debería decirlo, ser gentilmente reprendido por un adulto es de alguna manera agradable. Aunque nuestra edad solo difiera por un año.

«Si a Juna-san no le importa, me gustaría que esto continuara indefinidamente.»

«Sí, para siempre.»

«…Me pregunto por qué pero me siento realmente irritada cuando os veo a los dos de esta manera.»

De-de alguna manera vi un aura inusual en Liscia por primera vez, así que continuemos la plática, ya que no llamé a Juna-san desde el sur para intercambiar palabras como esa. Juna-san mostró una sonrisa cuando vio a Liscia y mi situación. Juna-san es muy madura… bueno, por supuesto que sí.

«Ejem, lo que quiero decir es que he llamado a Juna-san, así q-que»

«¿Para que sea un banquete para tus ojos?

«Deja de burlarte de mi. Por supuesto que no es por eso.»

«Humpf»

Liscia giró la cara abruptamente. Ah… La he hecho enfadar. Todos excepto Juna-san sonrieron irónicamente. Después de esto necesito hacer un buen remiendo a la situación… Bueno, comparado a cómo actuaba al principio, viéndola actuar como una adolescente de su edad me hizo un poco feliz por dentro.

«Bueno, como sea, la razón por la que la he llamado es para realizar el plan que he hecho.»

«¿Plan?»

Cuando Liscia me preguntó, le respondí con mucha confianza.

«Sí, lo llamo Proyecto Lorelei.»

◇ ◇ ◇

Nos mudamos de la oficina a la sala del trono, donde se encontraban tres mujeres que se encontraban arrodilladas esperando. Las tres eran de diferentes razas, apariencias y edades. Una era una elfa con pelo oscuro. Otra era una chica con apariencia adorable y la restante era una chica esbelta con orejas de gato. Las tres poseían una belleza tal que sin ninguna duda serían clasificadas como muy hermosas. Después de verme sentar en mi trono, Juna-san empezó a introducirlas.

«De acuerdo a los deseos de su majestad, he traído a las personas talentosas»

Al ver que estaban muy rígidas, les dije que no había necesidad de que actuaran tan formalmente. Al decir eso las tres se pusieron de pie y se inclinaron ante mí agradeciéndomelo. Liscia, que se encontraba a mi lado, me propinó una “sonrisa amable”. [ps2id id=’2a’ target=»/][2]

«Nee-nee [ps2id id=’3a’ target=»/][3], ¿Souma?»

«¿Q-qué pasa?»

«¿No me digas que porque estás de buen humor después de que Van se rindiera, pensaste hacerte un festín con las chicas, no?»

Mierda. Su cara sonreía, pero su corazón no lo hacía para nada.

«¡Te equivocas! Estas chicas solo fueron convocadas porque son esenciales para el plan.»

«HU~MPF…»

«¿Quiero decir, tú dijiste que permitirías hasta ocho, no?»

«Sí que lo dije, pero ya sabes… Si es Aisha y las otras, no me importa, pero esta conducta de reunir chicas guapas de esta manera usando tu autoridad es demasiado, ¿sabes…?»

«Por eso te he dicho que te equivocas. Sabes cuando en el Encuentro de Talentos dije “¡si tenéis talento os utilizaré!”, ¿verdad?»

Durante el Encuentro de Talentos, las personas que recibieron los principales puestos fueron solo cinco, pero detrás de ellos, hubo mucha gente que recibió empleos y el país hizo una lista con ellos y la publicó. Por ejemplo, la gente con gran talento en aritmética fueron empleados como burócratas. El de raza tortuga (con una esperanza de vida de ochocientos años) quien dijo «he leído libros de hace por lo menos más de cien años, no perderé ante nadie en conocimiento de literatura» fue designado como el futuro bibliotecario de la nueva ciudad que actualmente está construyéndose.

Además, incluso participando en el concurso y perdiendo de diferente o igual talentos, mientras que tuvieran talento, los contrataría. Por ejemplo, el ganador de la competencia de batalla,『 el Torneo de Artes Marciales número uno del Reino』[ps2id id=’4a’ target=»/][4] era Aisha, pero si había gente con talento que había sido derrotada por ella, entonces serían invitados a la Guardia de Honor del Ejército Real bajo mi comando directo. No obstante, la Guardia de Honor en aquel momento se veía como un cuerpo de decoración, por lo que el número de personas que aceptaron la invitación fue pequeño…

Así pues, las chicas que vinieron aquí eran aquellas que fueron superadas por Juna-san en el concurso de entretenimiento『 Reino de Talento』[ps2id id=’5a’ target=»/][5] y el concurso de belleza『Gran Premio de la Chica Hermosa de Elfrieden』[ps2id id=’6a’ target=»/][6] y se confirmó que poseían talentos tanto a nivel de canto como de belleza.

«Después del Encuentro de Talentos, conseguí contactar con estas chicas a través de Juna-san. Ahora bien, ¿no te acuerdas de lo que dije acerca de hacer un programa de entretenimiento usando la Emisión Real?» [ps2id id=’7a’ target=»/][7]

«Ah… Sí, dijiste algo sobre eso.»

Liscia pareció recordarlo. Ahora que finalmente había abandonado su actitud punzante, por fin podía continuar la conversación en paz.

«Para ese programa de entretenimiento, quiero comenzar con un 「Espectáculo de Música Popular」. Ya que no habrá nadie que se quede con malos sentimientos después de oír a una belleza cantar. Estas chicas están elegidas cuidadosamente como candidatas a cantantes, y actuarán en el programa. Después de que nos diéramos cuenta su potencial hasta ahora, han estado recibiendo clases de canto y baile en el Café Lorelei donde Juna-san trabajaba.»

Bueno, el horario del programa probablemente ha acabado cambiado de orden. Originalmente, quise empezar con un concurso de canto para acostumbrar a los ciudadanos a la cosa llamada「Espectáculo de Música Popular」. Así, cuando acabaran habituandose al concepto, las chicas acabarían debutando como idols. No obstante, si se emitía bajo la «situación actual», necesitaba adelantarme un nivel y aspirar a un primer impacto. Eso era lo que mi idea introducía.

Por cierto, a lo que me refería con idol era al concepto showa [ps2id id=’8a’ target=»/][8] de “mujer hermosa con dotes de canto”. Dado que actualmente no tenían ningún concepto de idol, no lo comprenderían si de repente formara un grupo idol que tratara de hacer muchas cosas. Si era el formato de cantante único, la población podría reconocerlo ya que existían conceptos similares, como un juglar callejero, un café musical o cantante de bar.

«Ya veo, entonces ese es Proyecto Lorelei…? ¿Entonces eso significa que lo harás ahora mismo?»

Entendía la duda de Liscia. Puede que no entendiera exactamente el por qué quería comenzar un programa de entretenimiento cuando justo acabamos de tomar la capital de Amidonia, sin embargo…

«Sí, porque ahora es el momento adecuado. Bueno, Juna-san, empieza las presentaciones.»

«Como desees, su majestad.»

Dejando a un lado a la confundida Liscia, Juna-san se inclinó y comenzó a presentar las chicas. Primero fue la mujer elfa de pelo oscuro y orejas caídas. A pesar de que imaginaba que los elfos tenían el pelo rubio… Lo que me recordó; también había visto duendes en películas extranjeras que tenían el mismo cabello de color marrón. Ella era de piel clara y tenía los iris color azafrán. Su edad basada en su apariencia podría ser de alrededor de veinte años y su actitud también era digna; emitía una impresión similar a la de una mujer con estudios.

«Ella es Cris Tachyon-san. Como lo indica su apariencia, ella es medio elfo.»

«Saludos, Su Majestad. Soy Cris Tachyon.»

Cris saludó mientras ponía su mano en su estómago y haciendo una inclinación de cuarenta y cinco grados. Tal gesto, que mostraba adultez, me recordó a un asistente de vuelo. Juna-san empezó entonces a explicar el talento de Cris.

«Ella es una ex juglar con una muy bella voz para el canto, pero también se le da muy bien la recitación poética. Su voz es agradable a los oídos y puede recitar los versos hábilmente. La poesía narrada por ella tiene tal sensación vívida, que cuando la escuchas te transporta fuera del escenario. Considero que aun pudiendo debutar como cantante, es más adecuada para el trabajo de presentadora del programa de noticias, ¿pero eso será permitido?»

«Ya veo. Así que contratarla no como cantante sino como presentadora de las noticias.»

Ciertamente tenía una voz agradable para los oídos y además pronunciaba las palabras bien. Y es más. dado que la presentadora tendría esta cara digna de una idol, ¿no es esta una maravillosa idea? Pedí papel y pluma a Hakuya y escribí una frase antes de dárselo a Cris-san.

«¿Podrías leer la frase escrita aquí por un momento?»

«¿Esta? Um…『Este programa es una obra de ficción, cualquier parecido con gente real, organizaciones, locales o eventos es pura coincidencia.』»

«Hm. Qué voz más maravillosa. Parece que es capaz de leer el manuscrito también, justo como Juna-san sugirió. Formarás parte del noticiario.»

«Muchísimas gracias.»

Chris-san se inclinó de nuevo con una sonrisa. Liscia, que estaba a mi lado, preguntó con voz baja: «¿Cuál es el significado de la oración que acaba de leer?» así que yo le respondí a la vez: «es algo perteneciente a mi mundo. Estarás seguro mientras digas estas palabras mágicas.» Y mientras comentábamos esto, Juna-san presentó a la siguiente persona. Esta vez, era una chica con una apariencia muy linda de edad similar a Tomoe-chan. Sus prendas con volantes al estilo lolita le sentaban bien.

«Su nombre es Pamyu Carol-san perteneciente a la raza Jovencita.»

«Soy Pamyu desu. Saludos desu.»

Pamyu hizo una ligera reverencia. Tal gesto fue realmente lindo, pero…

«¿Raza Jovencita? ¿Como los enanos?»

«No, no un enano sino jovencita. Al igual que los elfos, hay muchas razas que paran de envejecer en cierto punto, pero es especialmente obvio en la raza Jovencita, ya que cuando se convierten en adultos, su apariencia no difiere mucho a la de una niña de doce años. Incluso Pamyu-san, que tiene esta apariencia, es mucho mayor que yo.»

«¿¡En serio!? ¿Así que este mundo cuenta con una raza como esta?»

¿No es esta la raza shota y loli definitiva? No sé qué debía decir, pero esta raza me puso muy preocupado. Quizás debería edificar un santuario en algún lugar y donde hubiera un letrero que pusiera: «Sí, lolishota. No tocar» donde serían protegidos por varios “caballeros”. Además, aunque lo había ignorado hasta ahora, este mundo tiene enanos. Aunque espero que no tengan ningún anillo… [ps2id id=’9a’ target=»/][9] Mientras pensaba en esto, miré a Juna-san y ella continuó su explicación.

«Ella es alguien que posee una hermosa voz, la cual nos puede recordar a unas campanas. Además, es especialmente hábil en cantar canciones de manera muy linda… Ya que he pasado la edad, no soy adecuada para cantar ese tipo de canciones, así que estoy un pelín envidiosa de su talento.»

«De ninguna manera, envidio a Juna-san más desu. Hoy había planeado ponerme un vestido sin tirantes para la reunión con su majestad, pero ya que no podía mantenerse en ciertos lugares, se consideró imposible desu.» [ps2id id=’10a’ target=»/][10]

Juna-san a la par de Pamyu-san tenía una mirada muy seria en sus ojos. Lo podía entender si se trataba de Pamyu, pero parece que Juna también estaba preocupada acerca de si su apariencia era madura. Desde el punto de vista de una persona ordinaria, deberían estar satisfechas si tuvieran algunos puntos en los que sobresaliesen más que otra persona, pero parece que poco se valora lo que uno tiene. Lo que me recuerda a una película que ví una vez donde había una línea que decía: «la mujer mayor quiere ser tratada como si fuera más joven y la mujer más joven quiere que la traten como si fuera mayor». Ya que Juna-san es un poco mayor que yo, no solo quiero que me consienta como a un niño con su amabilidad, sino también tener la capacidad de que confíe en mí de tanto en tanto.

«La siguiente persona es Nanna Kamidzuki-san. Al igual que lo que su apariencia indica, ella es de raza hombre-bestia.»

«Ho~la~♪ Soy Nanna ~♪»

La chica de orejas caídas lo dijo con una gran sonrisa. ¿Tendría alrededor de unos quince o dieciséis años…? No vestía como las otras dos, dado que llevaba un vestido de tubo, además, su sonrisa era parecida a la de un hooligan del fútbol. Su apariencia daba una impresión la cual me recordaba a alguien de origen pescador. Glaive quería reprenderla por su comportamiento tan franco hacia la realeza, pero levanté mi mano para detenerlo. Sentí un acento peculiar en sus palabras (ya que el poder de héroe me concedía una traducción automática a mis oídos, no me daría cuenta de esto si solo fuera un cambio de entonación).

«Tal vez no está tan familiarizada con el lenguaje de Elfrieden».

«Eso es correcto, su majestad. Migró del Archipiélago del Dragón de Nueve Cabezas. Incluyendo Elfrieden, muchas naciones en el continente usan algo que puede considerarse un idioma internacional además de los idiomas locales. Sin embargo, también hubo muchas naciones aisladas, como el Archipiélago del Nueve Cabezas del Dragón, que solo usaban la lengua vernácula del territorio.»

«Entonces, ¿puede ella cantar a pesar de todo?»

«No hay ningún problema respecto a eso. Cuando canta salomas al pescar, su voz es vigorosa, incluso combinando la de una chica y chico. Sinceramente es más superior que yo al cantar canciones que suenan bien. Creo que tiene buena afinidad con la canción anisong que me ha enseñado su majestad.»

«¡¿De verdad?! ¿Puede cantar algo?»

«Si su majestad. Le enseñé una canción para probarla. Nanna-san, ¿puedo pedirte que actúes?»

«¡Ou ♪! Déjalo en manos de Nanna.»

Cuando Juna-san se lo pidió, Nanna-san empezó a cantar alegremente. Lo que ella cantó fue la de Yamamoto Masayuki ¡Ah! Reverso Rey! [ps2id id=’11a’ target=»/][11] Ehm… Juna-san, ¿por qué elegiste esta canción? Ciertamente es una anisong, suena guay y realmente se adapta a la voz de Nanna. Pero ya sabes, esto es… Le pregunté a Liscia con un susurro.

«Por curiosidad, ¿entendéis tú y los otros la letra?»

«No. Es como escuchar una canción en un idioma desconocido. Pero puedo llegar a entender que esta canción es genial.»

«Bueno, si pudieras entender eso, entonces sería bueno… tal vez.»

Después de esto, tal vez deba pedirle a alguien que escriba letras en el idioma Elfrieden. Cuando terminó de cantar, Nanna se volvió hacia mí con una amplia sonrisa.

«Rey ♪! ¿Qué tal~?»

«Ah… increíble.»

«Entonces, eso es bueno~♪»

Después de decir esto, Nanna dijo: 「Mi turno ha terminado, ¿verdad?」 y volvió a su lugar a un ritmo rápido…

Que chica realmente única. Su timidez, su novedad y sus movimientos en la gran pantalla seguro que brillarán. Quizás sea la más popular de las idols de estas chicas. Bueno, ya que todas terminaron sus presentaciones, me puse de pie y le dirigí unas palabras a Juna-san.

«Has llamado a personas tan espléndidamente talentosas. Tienes mi gratitud.»

«Tales palabras no son dignas para mí.»

Juna-san hizo una elegante reverencia. Muy bien, con esto, todas las piezas estan presentes. Con estas tres chicas además de Juna-san, que es adecuada para cantar melodiosas canciones para un público más adulto, haremos el「Espectáculo de Música Popular」.

Así, no solo retransmitirá en Elfrieden sino que también en el Principado de Amidonia.

☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽

[/et_pb_text][et_pb_post_nav in_same_term=»off» prev_text=»Anterior capítulo» next_text=»Siguiente capítulo» _builder_version=»3.0.74″] 

[/et_pb_post_nav][et_pb_text _builder_version=»3.27.4″ inline_fonts=»Lora,Open Sans»][ps2id id=’1b’ target=»/][1]Quiz derby es la versión japonesa del concurso de celebridades.「 倍率ドン、更に倍」Es la frase cuando las probabilidades de la pregunta final se incrementan dos veces.

[ps2id id=’2b’ target=»/][2] Véase sonrisa yandere. :3

[ps2id id=’3b’ target=»/][3] Es difícil traducir esta expresión japonesa. Las personas que vean anime sabrán que cuando una chica empieza con “nee-nee” a un chico, la cosa no acaba bien.

[ps2id id=’4b’ target=»/][4] 王国一武闘会 (Oukokuichi Budoukai) es una parodia de 天下一武道会 (Tenkaichi Budoikai) de Dragon Ball.

[ps2id id=’5b’ target=»/][5] Parodia de America Got Talent.

[ps2id id=’6b’ target=»/][6] Parodia del «Gran Premio de Japón Bishoujo» Sí, “chica hermosa” es en realidad Bishoujo. Los ganadores generalmente se convierten en un gran nombre en la industria del entretenimiento japonés.

[ps2id id=’7b’ target=»/][7] Royal Broadcast.

[ps2id id=’8b’ target=»/][8] Período de Showa (1926-1989) fue el reinado del emperador Hirohito.

[ps2id id=’9b’ target=»/][9] Los enanos la mitología nórdica están asociados con muchos anillos.

[ps2id id=’10b’ target=»/][10] En otras palabras… Era una tabla de planchar.

[ps2id id=’11b’ target=»/][11] Link por si a alguien le interesa: «http://www.nicovideo.jp/watch/nm7134587»

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Genjitsushugisha no Oukokukaizouki vol 3 español episodio 0

Genjitsushugi Yuusha no Oukokukaizouki español

[et_pb_section fb_built=»1″ _builder_version=»3.22″ custom_padding=»2px|0px|57px|0px»][et_pb_row _builder_version=»3.25″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat» custom_padding=»0px|0px|27px|4px»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_post_nav in_same_term=»off» prev_text=»Anterior capítulo» next_text=»Siguiente capítulo» _builder_version=»3.0.74″] [/et_pb_post_nav][et_pb_text _builder_version=»4.0.7″ hover_enabled=»0″ inline_fonts=»Lora,Open Sans»]

Capítulo 0 – La santa doncella del Imperio

El Gran Imperio del Caos era un país sin igual entre las naciones del continente en términos de población, potencia de guerra, tecnología y prosperidad entre sus gentes. Incluso comparado con el segundo más extenso de área sin tener en cuenta el territorio del Rey Demonio, Elfrieden, el Imperio mantendría su poderío ya que podría arrasarlo sin ningún problema. Si Elfrieden por algún motivo pensara en librar una guerra contra el Imperio, requeriría de dos a tres veces el poder nacional que tenía, aun anexionando la totalidad del Principado de Amidonia (aunque por el momento solo ocupaba la capital). A decir verdad, esta suposición podría tomarse como verdadera si únicamente el Imperio luchara; si además se enemistara con los aliados del Imperio, sería una certeza que perdería su lugar en el continente.

Probablemente, la única cosa en la que el Gran Imperio del Caos era inferior a Elfrieden era en la longevidad de su historia, ya que el Imperio fue formado un poco después. A finales de la Etapa Caótica, donde hubo muchas razas del continente que lucharon entre sí provocando que algunos países alcanzaran poder repentinamente, Elfrieden construyó una nación variada a nivel racial. Por otro lado, el Reino del Caos en aquel momento se sometió en una dictadura; el rey era el gobernante absoluto y además el poder solo estaba concentrado en manos humanas.

En aquellos tiempos agitados, fueron los países centralizados como este los más fuertes. Debido a que las decisiones eran tomadas por un solo hombre y podían aplicarse de inmediato, el Imperio pudo ser capaz de responder a las situaciones más rápidamente que otros países. Cuando la Etapa Caótica acabó, el Reino del Caos se mantuvo como uno de los mejores países en comparación con los demás, pero aun así era uno de los muchos que competían por la dominancia absoluta, así que no había forma de saber que llegaría a ser lo que es hoy en día. Se dice que el gran cambio comenzó hace unos cien años, cuando nació un héroe en el Reino del Caos.

Manus Caos. El hombre que más tarde se llamaría el Emperador del Caos. Manus en aquel momento nació como el segundo hijo del Rey, pero heredó el trono cuando este y el primer hijo fueron asesinados en medio de una guerra con el Reino de Euforia al noroeste. Cuando Manus subió al trono, todos esperaban venganza contra el Reino Euforia, pero Manus no actuó así. Por difícil que pueda parecer, tomó como esposa a una hija del rey de Euforia y estableció relaciones familiares con ella. Incluso cambió su nombre a Manus Euforia, por lo que podría decirse que bajó por completo la guardia con respecto al reino de su mujer.

No pocas rebeliones ocurrieron dentro del Reino del Caos debido a esto, pero Manus fue un prodigio en asuntos militares y reprimió a todas y cada una de  ellas. Sí, el prodigio militar Manus entendió que en realidad no había clara diferencia a nivel de poder nacional en comparación con el Reino de Euforia en aquel entonces. Si hubieran acudido a la guerra eso solo habría significado agotar los recursos del país. Lo que significa que el plan era primero usar a Euforia para acabar con los países pequeños circundantes y una vez ya en clara ventaja de poder, acabar con el país que le había traído tanta desdicha.

En verdad, una vez conquistados los pequeños países y obtenido el liderazgo en el poder a nivel internacional, Manus se vengó atacando a los padres de su esposa. No obstante, podría haberse sentido un poco culpable, dado que siguió manteniendo el nombre de Euforia [ps2id id=’1v’ target=»/][1]. Después de la caída del Reino de Euforia, Manus continuó sus agresivas guerras y en poco tiempo se convirtió el Reino en un gran país que controlaba la parte occidental del continente. Desde aquel momento, el Reino pasó a ser Imperio.

La aparición de una nación tan grande sacudió no solo a los países adyacentes al Imperio. Esta es una historia de tiempos posteriores, pero una de las razones por las cuales Elfrieden adoptó políticas expansionistas bajo el antepenúltimo Rey se debía a la ansiedad ante la amenaza inminente del Imperio. El mundo ya había progresado hacia la cooperación, pero ante la amenaza que representaba el Imperio, la única cosa correcta era fortalecer la potencia militar del país. Sin embargo, al no tener la habilidad de Souma, el antepenúltimo Rey, al tomar posesión de la mitad de lo que era el territorio del Reino de Amidonia, fue apuñalado por uno de sus servidores debido al sufrimiento causado por el empobrecimiento provocado por el expansionismo irrazonable. Después, la familia real luchó entre sí por el derecho al trono [ps2id id=’2v’ target=»/][2] y se llegó a una aniquilación casi total de los individuos pertenecientes a esta. Al final, la madre de Liscia, que todavía era una niña en ese entonces, sobrevivió evitando todo posible conflicto y heredó el trono. Al tomar al mediocre Alberto como esposo, de alguna manera calmó al país.

Volviendo al Imperio, aunque este tenía la visión de unir el continente después de haber ganado gran poder, la persona más crucial, Manus, murió a los cincuenta años cuando todavía era un hombre capaz de mucho. Hubo teorías acerca de un posible asesinato, pero la verdad es que cayó en enfermo. Después de la muerte de Manus, la situación del Imperio se volvió dudosa. A menudo ocurre incluso en la Tierra que un país construido por una persona con un carácter fuerte colapsaría una vez que dicha persona falleciese. El imperio de Alejandro, el imperio mongol, Qin China… Imperios que surgieron demasiado rápido y ni siquiera duraron tres generaciones antes de desmoronarse. Gran Caos no era diferente.

El segundo emperador, debido en parte a los subordinados cercanos de Manus que todavía estaban vivos, mantuvo un reinado constante. Cuando el tercer emperador llegó al trono, sin embargo, esos subordinados habían abandonado hacía ya un tiempo sus cuerpos mortales; al ser una nación de superioridad humana, no tenían vasallos de otras razas que pudieran sostener a varias generaciones de gobernantes como Ecksel. Por eso, el tercer Emperador libró muchas guerras sanguinarias para ganarse el apoyo de sus vasallos, demostrando a los que estaban dentro y fuera del Imperio que seguiría intentando heredar el proyecto de Manus de unir el continente.

Sin embargo, esta guerra que ocurrió hace unos sesenta años creció a escala global, llevando muchos países a la ruina. Para eso, el Imperio no fue una excepción; los gastos de guerra fueron más altos de lo esperado empobreciendo el país y, contrariamente, causaron que el Emperador perdiera apoyo. Las revueltas se hicieron frecuentes en el Imperio, y durante una de ellas, el tercer Emperador cayó en manos de bandidos y murió. El daño causado por el tercer emperador deseoso de heredar el proyecto de unir el continente ha sido dicho cínicamente por muchos que a consecuencia de eso el mundo cambió al camino de la cooperación.

El cuarto emperador que heredó el trono del problemático imperio abandonó el camino de la unificación y concentró sus esfuerzos en los asuntos internos. Se dijo que había sido un movimiento inteligente, pero esta vez recibió desdén de los nobles por ser demasiado conservador. En el entonces en que estaba el quinto emperador reinando, el imperio había perdido ya el poder unificador y estaba considerado de estar al borde del colapso en el futuro cercano.

No obstante, hace unos diez años, lo más inesperado sucedió: la aparición del Territorio del Rey Demonio. El Imperio perdió gran parte de sus territorios del norte ante la embestida de grotescas criaturas, incluido el antiguo Reino Euforia. Lo mismo, sin embargo, se pudo decir sobre otros países; esta situación requería que el lado humano se uniera. La tarea de líder se encontró en el país más grande y más poderoso militarmente. Como resultado, el Imperio pudo evitar la disolución.

Incluso después de que el Imperio se convirtiera en el líder del lado humano, el Ejército Rey Demonio los obligó a luchar duramente, en parte debido al hecho de que el lado humano no tenía las fuerzas militares bien cohesionadas. El quinto emperador para más inri, era un hombre que no sobresalía en asuntos de guerra. El extraño campo de batalla se llevó por delante su cuerpo y cordura y como resultado murió hace cinco años. El quinto gobernante no tenía hijos, por lo que el trono le correspondió a una joven de catorce años.

María Euforia. Actualmente de diecinueve años, es la actual Emperatriz del Imperio del Gran Caos [ps2id id=’3v’ target=»/][3]. Hubo muchos que dudaban en darle el trono a la chica joven que era entonces, pero después de que fuera entronizada, exhibió un carisma natural.

En primer lugar, cambió las políticas centradas en el ser humano y comenzó a nombrar a personas talentosas de otras razas para puestos. Si hubieran sido tiempos de paz,  seguramente habría habido oposición de los humanos, pero ahora estaban en estado de emergencia debido a la amenaza del Ejército Rey Demonio. El rango y el honor son cosas que uno solo puede mantener si está vivo así que sus políticas, que estaban bien adecuadas al espíritu de la época, recibieron apoyo de la gente.

De las políticas que María instituyó, una de las más importantes fue la defensa de la Declaración de la Coalición de la Humanidad contra la raza demoníaca o la “Declaración de la Humanidad” dicho cortamente. Básicamente consistía en un llamado a un frente común de toda la humanidad contra la amenaza inminente del Ejército Rey Demonio. Con tres puntos principales que son: [no permitir ningún cambio de fronteras debido a guerras o operaciones militares], [respetar los derechos de igualdad y autodeterminación de todas las gentes en todas las naciones], y [para los países lejos de la frontera con el Territorio del Rey Demonio, apoyar los baluartes que son los países que están cerca del Territorio]. La Declaración de la Humanidad fue revolucionaria y no solo creó un frente común en contra los ejércitos del Rey Demonio, sino que también implicó el cese de guerras y la prohibición de la discriminación de etnias raciales.

Además, María se dedicó a ayudar a los necesitados. Su delicado y bello rostro que conmovía todas las gentes fueran pobres o ricas por lo que ganó sobre los corazones de las personas y de alguna manera en el camino consiguió la apelación de la Santa doncella del Imperio.

◇ ◇ ◇

La santa doncella del Imperio andaba encorvada con desaliento por su habitación en la capital imperial Valois. Era de noche y la joven con una figura corporal muy femenina envuelta en vestido blanco y cabello ondulado dorado holgazaneaba junto a la ventana, donde la luz de la luna se filtraba en la habitación sin luz. Con la mirada melancólica que profesaba nadie podría haber imaginado que estaba en la cima del país más poderoso del continente. Y mientras miraba la luna que brillaba alegremente, suspiró otra vez.

Justo en ese momento, llamaron a la puerta de la habitación. María se enderezó y admitió la entrada.

«Discúlpeme»

Una chica abrió la puerta y entró, ataviada con un uniforme militar. Era la viva imagen de María; la única diferencia radicaba en que su pelo largo estaba atado en una cola y, además, su mirada era más galante. Sin ninguna duda, ella era la hermana dos años más pequeña de María, Jeanne Euforia. Jeanne se paró frente a su hermana e hizo una profunda reverencia.

«Yo, Jeanne Euforia, en calidad de comandante suprema, se dirigirá a la capital del principado de Amidonia por el momento»

Jeanne informó. Poseía un talento tal que consiguió el apodo de «el nuevo Manus», y actualmente era la primera en la línea de descendencia del Trono Imperial. No solo eso, dado que además, era la jefe en funciones de la totalidad del ejército. Al dividir el trabajo —los asuntos administrativos para María y los militares para Jeanne— las hermanas eran capaces de administrar la ingente cantidad de trabajo que causó que el emperador anterior colapsara. A propósito, las hermanas tuvieron otra menor, pero debido a había rumores de que era una extraña excéntrica, esta no aparecía en público. Jeanne le dijo a María en tono de disculpa.

«Ya veo… Irás a conocer al Héroe, ¿no?»

«…Sí. No me gusta que los Amidonianos nos estén utilizando, pero tenemos que negociar el regreso de Vannes que está actualmente bajo ocupación»

Jeanne hizo una mueca como si acabara de morder un bicho amargo. Hacía unos días llegó un enviado del Príncipe Julio de Amidonia y declararon de manera absoluta:

«La ocupación de Vannes por Elfrieden es un desafío contra las naciones signatarias de la Declaración de la Humanidad, dado que se ha violado el acuerdo de no cambiar las fronteras nacionales. Le pedimos con todo respeto a Su Alteza María Euforia como líder que de alguna manera nos ayude a recuperar Vannes del rey de Elfrieden»

Por supuesto, el Imperio sabía que el Principado de Amidonia fue el primero en actuar, así que por eso era posiblemente el culpable de que la situación hubiera discurrido de la manera actual. Cuando se le preguntó sobre eso, el enviado dio la excusa desafiante de que «era el anterior Príncipe Gaius el que había actuado por su cuenta y no había escuchado al Príncipe Julio cuando lo reprendió, así que el príncipe Julio no tenía nada que ver». Jeanne escuchando su tono de voz insolente quiso con todas sus fuerzas desenvainar su espada para arremeter contra el mensajero, pero como representante del ejército imperial, se retuvo y aceptó las palabras. Así fue como ella se convirtió en la responsable de las negociaciones.

Aunque la culpa recaía en el Principado, tuvo que defender la Declaración de la Humanidad porque era la misma dignidad del Imperio. Esta fue una decisión muy mortificante para María.

«Lo siento, te he he hecho sentir incómoda»

«¿Pero qué estás diciendo? Eres tú la que lo está pasando peor, hermana mayor. Me aseguraré de que Julio Amidonia pague por esto»

Oyendo a Jeanne escupir sus verdaderos sentimientos, María trató de convencerla con la mayor calma posible.

«Creo que va a estar bien. El nuevo Rey Souma de Elfrieden es un hombre sabio por lo que escuché. No pienso que sea tan tonto como para librar una guerra contra nuestro país»

«Ah, ¿sí? Pero si ya le exigimos anteriormente y ni caso…»

«Es cierto… Es posible que hayamos dejado una mala impresión de nosotros en él»

Hace aproximadamente medio año, el Imperio entregó una demanda a Elfrieden por la causa de «dinero de apoyo para la guerra contra los demonios», y en caso de que no pudieran enviar el importe, se agregó una cláusula adicional que demandaba la utilización del ritual de invocación de un héroe, así que como pago, dicho héroe sería el sustituto del dinero. Al final, debido a la difícil situación financiera en la que se encontraba Elfrieden, se eligió convocar al héroe. Y dicho héroe es actualmente el Rey de Elfrieden. Hubo muchos puntos confusos en los sucesos, como por ejemplo por qué el Rey Alberto fácilmente le entregó el trono, pero el héroe Souma pudo acabar con la situación financiera fácilmente y entregó al Imperio el dinero requerido.

Después de eso, el Rey Souma resolvió los problemas alimentarios, purgó a los Tres Duques que se rebelaron e invadió la capital del Principado de Amidonia aprovechando la falta de protección que había debido a que los ejércitos estaban concentrados en invadirlos a ellos. Él era un hombre de aproximadamente la misma edad que María, pero incluso así, fue capaz de hacer todo eso en poco tiempo.

Era un talento excepcional que ella hubiera querido incluso si no fuera un héroe. En realidad, en vez de Julio que solo hacía lo que placía, pero por culpa del incidente del Imperio requiriendo su persona, las relaciones amistosas parecían imposibles. «No obstante…» María inquirió, sin abandonar su esperanza.

«…Basándome en lo que he escuchado, creo que lord Souma es una persona muy razonable»

«¿De veras? Creo, a pesar de ello, que tú y lord Souma os llevarías como el agua y el aceite, hermanita»

Jeanne, sin embargo, contradijo su opinión. Gracias a todos los informes que había leído sobre Souma, no pudo evitar sentir que él sería el oponente de María en el juego. Si estuvieran en la invasión del territorio del Rey Demonio y María hiciera un llamado a la humanidad para que hubiera unión, Souma haría caso omiso y se haría valer de sus propias fuerzas. Además, en los momentos donde María respetase las leyes y las convenciones, incluyendo los momentos más difíciles, actuando como una verdadera emperatriz, Souma consideraría que la autoridad Real, los Tres Duques, las leyes y las convenciones eran simples herramientas y haría uso de ellas en calidad de sus sensibilidades, haciendo alusión a la frase de: «si se puede usar, lo usaré, si no, lo tiraré».

Maria que se mueve por el razonamiento de las cosas y Souma que se mueve por los sentidos. En otras palabras, la idealista María y el realista Souma. Jeanne pensó que los dos nunca podrían entenderse. [ps2id id=’4v’ target=»/][4]

«Creo que los dos os estáis encaminando en direcciones opuestas…»

Dijo así Joanne. María mantuvo una mirada en blanco por unos instantes, pero luego sonrió.

«Dios mío, si los dos estamos encaminándonos en direcciones opuestas, entonces eso significa que si nos juntamos, no tendríamos puntos ciegos, ¿verdad?»

Diciendo eso con una sonrisa pícara, María se veía dulce incluso para su hermana.

 

☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽

 

[/et_pb_text][et_pb_post_nav in_same_term=»off» prev_text=»Anterior capítulo» next_text=»Siguiente capítulo» _builder_version=»3.0.74″] [/et_pb_post_nav][et_pb_text module_id=»notas al pie» _builder_version=»3.27.4″ inline_fonts=»Lora,Open Sans»][ps2id id=’1′ target=»/][1] Incluso hoy en día la familia real sigue llevando el nombre de Euforia.

[ps2id id=’2′ target=»/][2] Los tres duques de aquella época no quisieron intervenir en la lucha y se recluyeron en sus territorios.

[ps2id id=’3′ target=»/][3] El título de Emperador estaba reservado a los hombres, por lo que se debía instituir uno nuevo.

[ps2id id=’4′ target=»/][4] María hace las cosas basadas en cómo ella piensa que deberían ser, mientras que Souma las hace en base a cómo él ve que las cosas son.[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]