Cómo ahorrar dinero en los comestibles

supermarket

A diferencia de un costo mensual fijo, tales como la hipoteca o el pago del coche, la cantidad que se gasta en los alimentos mensualmente puede ser algo flexible. El consejo común de recorte de cupones y la compra de marcas genéricas para ahorrar dinero al hacer las compras es, a lo lejos, la mejor manera de mantener sus gastos de compras bajo control. Pero mediante la plena comprensión de las formas en que los supermercados lo invitan a gastar, usted puede luchar contra sus estrategias y gastar dinero sólo en la mercancía que realmente necesita.
A pesar de que un supermercado pueda parecer simplemente un lugar para comprar alimentos y otras necesidades del hogar, en realidad es un ejemplo de vanguardia de «cómo vender más de lo que los consumidores realmente necesitan». Dado que usted es el consumidor, es importante que se dé cuenta de estas tácticas de ventas, para que al entrar en un supermercado usted lleve sólo lo que necesita, evitando todo lo que la tienda quiera venderle. Aquí hay algunas maneras en que los supermercados lo manipulan para que gaste más de lo que había planeado y algunos pasos simples que puede tomar para contrarrestarlos:

Olfato: Una estrategia de venta de los supermercados es ubicar la panadería muy cerca de la entrada y así desprender un olor que le puede hacer causar hambre y consecuentemente comprar más. Una forma de evitar esta tentación es yendo después del comer y si no es posible, tómese unos cuantos vasos con agua de tal manera que sea más fácil resistir las tentaciones del olor agradable que el supermercado suelta delante de usted.

Diseño General del supermercado: Es curioso que al ir por los alimentos de primera necesidad usted tenga que recorrer el supermercado entero. Sería mejor tener estos alimentos cerca y en una sola sección, pero lo que sucede es que los supermercados están diseñados de esta manera para que usted permanezca más tiempo dentro de ellos y exista mucha posibilidad de gastar más. Una forma de evitar comprar de más es hacer una lista de lo que realmente necesita y ceñirse a ella, además, hacer una sola compra semanal que varias dentro de la semana.

Forma de ordenar los productos: Muchos fabricantes pagan ciertas sumas a los supermercados por presentar sus productos a la vista de la gente adulta y de los niños (si son productos destinados a su consumo). Estos productos al nivel de los ojos suelen ser los más caros, entonces cuide de no agarrar lo primero que vea, y tómese unos segundos en mirar los estantes superiores e inferiores a estos. Productos similares se colocan juntos y una simple mirada a menudo le revelará el mismo producto a un precio mucho mejor.

Mercancía en Oferta: Los supermercados suelen anunciar cierto número de artículos a precios bajísimos para que vengas a la tienda. Si bien pueden ser una buena oferta no se deje engañar fácilmente. Ellos colocan estas ofertas muy cerca de los productos más caros pero si usted revisa bien podrá encontrar en el pasillo regular el mismo producto a un mejor precio que el que esta “en oferta”. Fíjese en el precio y no en el anuncio, comparando con la de las otras marcas. Y recuerde que por más atractiva que una oferta parezca, si es que es algo que no usa regularmente, sea cual sea el precio, no es una oferta. Considere sólo lo que usa y lo que necesita.

Aspecto del producto: El rojo y el amarillo abundan en los empaques y esto le atrae la atención a la vista, pero el hecho de que le llame la atención, no significa que usted tenga que comprarlo. Concéntrese en su lista de compras y no se distraiga con los productos que realmente no necesita.
Los fabricantes saben que los compradores asumen que los grandes envases reflejan una mejor oferta. Y ellos están tomando ventaja del pensamiento de comprar productos de mayor tamaño. Antes de agarrar la caja de mayor tamaño de un producto, tómese el tiempo para calcular el costo por unidad o por peso. Más a menudo de lo que podría esperar, los paquetes más pequeños de un producto son realmente una mejor oferta que comprar el mismo producto en un paquete más grande.

Diseño de zona de pago y salida: La zona de salida antes de pagar es como un pequeño mercado. Y es que los supermercados saben que esto le cautivara mientras espera en la fila de pago, ellos tratan de aprovechar hasta al máximo su estadía y su deseo de comprar por impulso. La mejor manera de evitar estas tentaciones es planificar sus compras fuera de horas pico. Evite ir en los fines de semana, que son tan concurridos, así como por las noches cuando todo el mundo acaba de salir del trabajo. Con muchos supermercados atendiendo las 24 horas del día, ir muy de noche o muy de mañana es el mejor momento de encontrar la zona de pago prácticamente libre y poder entrar y salir de la tienda lo antes posible.

Tomándose el tiempo para entender cómo los supermercados tratan de influir en sus compras y hábitos de consumo, usted volverá a tener el control. Utilice las sugerencias sobre cómo hacer frente a las técnicas de venta de los supermercados y usted será capaz de controlar sus gastos de comestibles en un grado mucho mayor que podrá mantener de manera más fácil su presupuesto mensual de alimentos.

3 consejos clave para ahorrar en las compras cotidianas.

1. Busque las ofertas.

Cada tienda tiene ofertas. Asegúrese de buscarlas en el periódico, o cuando llegas a la tienda (que a menudo tienen ofertas especiales no anunciadas – busca en los estantes superiores e inferiores de las góndolas, pero ten en cuenta siempre no comprar a menos que sean cosas que siempre utiliza.

2. Pruebe las marcas de la tienda.

Las marcas muy a menudo no son mejores que los genéricos, y con la diferencia de precio que le cobran no se hace muchas veces otra cosa que financiar toda la publicidad que hacen para tener un nombre de marca.

Dé la marca de la tienda una oportunidad, a menudo no notará la diferencia. Especialmente si se trata de un ingrediente en un plato donde no se puede notar fácilmente una diferencia en el gusto de ese ingrediente.


3.
Reduzca sus compras “de emergencia”.

En estas escapadas al supermercado, casi inevitablemente, usted compra más de lo que en el momento estaba necesitando. Si usted planea a continuación, hacer un menú semanal, debería visitar la tienda con una lista de lo que busca. Remitiéndose a la misma y evitando comprar todo tipo de productos innecesarios, debería reducir drásticamente el número de viajes que realice para un pequeño número de elementos, ahorrando también en combustible, así como la cantidad de compras innecesarias que evita.