Cómo reducir el gasto por compra de patatas

ahorro-en-alimentos-con-patatas-caseras

Las compras diarias en el supermercado nos hacen desear el poder tener una huerta en casa. De ser así, imagínese cuanto podría reducir en sus gastos por alimentos. Sin embargo este deseo puede convertirse en realidad, si usted cuenta con un poco de espacio en casa y mucho más si le gusta el arte de la jardinería, cultivando patatas.

Huerta casera de tubérculos

Para tener una huerta casera, no se requiere de mucho espacio. Incluso no es necesario tener un jardín. Bastará con tener macetas o recipientes plásticos.

Uno de los productos que se compra frecuentemente en el supermercado es la patata (o papa, en algunos países). Usted, ¿Podría imaginar que reservando unas cuantas patatas de su última compra, estas pueden llegar a multiplicarse? (literalmente hablando). Para lo cual reserve las más pequeñas y en mejores condiciones, y manténgalas en luz indirecta hasta que aparezcan brotes en ellas.

Previamente, prepare los recipientes con pequeños agujeros en la base. Y llénelos con tierra de jardinería (tierra vegetal o tierra negra) hasta más de la mitad. Luego ponga las patatas con los brotes hacia arriba y cubra con la tierra hasta el tope del recipiente. Mantenga los recipientes en un lugar donde reciba suficiente luz. La época más adecuada es terminando el invierno ya que se requiere inicialmente temperaturas entre 10 y 15 ° C y posteriormente un poco más de temperatura en sus distintas etapas de crecimiento.

Después de crecer las raíces, tallos y hojas, saldrán las flores y bajo tierra también los tubérculos. Riéguelos cada tres días hasta ese punto. Luego de dos o tres semanas usted comenzará a conseguir patatas de tamaño mediano. Si espera unas semanas más podrá obtener patatas más grandes.

Como obtener abono de forma barata

Una forma de obtener abono barato es hacerlo uno mismo en lugar de comprarlo. Solo necesitará un recipiente grande con agujeros en el fondo, algunos residuos cotidianos y restos de su propio jardín como hojas caídas y césped cortado. Llene el recipiente con las hojas, el césped, restos vegetales de la cocina (como cáscara de patata, cebollas, etc.) y café molido usado (usted puede juntarlo previamente). Luego añada un poco de agua y añada tierra encima. Este abono lo puede utilizar la próxima vez que siembre sus patatas caseras.

Combinando su pasión por la jardinería y el cultivo de patatas, usted podrá ahorrar dinero en sus futuras compras de alimentos, especialmente en patatas y entretenerse desde su huerta casera de tubérculos.