3 Consejos para comprar frutas y vegetales baratos

Alimentos Baratos

1 – Alimentos Orgánicos

Recuerda no comprar alimentos orgánicos envasados en tiendas de abarrotes comunes y corrientes. En este tipo de tiendas los artículos importados e industrializados como estos, te saldrán siempre más caros en una tienda de abarrotes que en un supermercado.

2 – Protegerse de bacterias y pesticidas o residuos químicos.

Recuerda que enjuagando tus frutas y verduras con agua y jabón luego de comprarlos, estarás eliminando la mayor parte de las bacterias, residuos químicos y toxinas que pueda haber en el alimento. Si todavía estás preocupado, una buena opción es comprar alimentos orgánicos, si vas a consumir también el exterior de la fruta. Pero si solo comerás el interior de la fruta o verdura, los alimentos tradicionales son también una buena opción, y una más económica.

3 – Lo natural es lo natural

Cuando compras una bandeja de rodajas de ananá en el supermercado,  debes recordar que en el precio de ese ananá está incluído el costo de la descarga de los camiones que transportan la fruta hasta el supermercado, el costo del paquete, de la bandeja, del film, el trabajo de la persona que realizó el empaquetado y el de la persona que pre-procesó el Ananá para que pudieras comprarlo en esas atractivas rodajas.

Si quieres comprar frutas y vegetales baratos, lo mejor es ir por lo natural,  compra en tu tienda de abarrotes el ananá entero y prepáralo tu mismo en tu casa. Como ocurre con el ananá, consumimos muchas frutas y verduras pre-procesadas sin darnos cuenta de que el costo de ese pre-procesamiento recae sobre nuestros bolsillos.

3 consejos clave para ahorrar en las compras cotidianas.

1. Busque las ofertas.

Cada tienda tiene ofertas. Asegúrese de buscarlas en el periódico, o cuando llegas a la tienda (que a menudo tienen ofertas especiales no anunciadas – busca en los estantes superiores e inferiores de las góndolas, pero ten en cuenta siempre no comprar a menos que sean cosas que siempre utiliza.

2. Pruebe las marcas de la tienda.

Las marcas muy a menudo no son mejores que los genéricos, y con la diferencia de precio que le cobran no se hace muchas veces otra cosa que financiar toda la publicidad que hacen para tener un nombre de marca.

Dé la marca de la tienda una oportunidad, a menudo no notará la diferencia. Especialmente si se trata de un ingrediente en un plato donde no se puede notar fácilmente una diferencia en el gusto de ese ingrediente.


3.
Reduzca sus compras “de emergencia”.

En estas escapadas al supermercado, casi inevitablemente, usted compra más de lo que en el momento estaba necesitando. Si usted planea a continuación, hacer un menú semanal, debería visitar la tienda con una lista de lo que busca. Remitiéndose a la misma y evitando comprar todo tipo de productos innecesarios, debería reducir drásticamente el número de viajes que realice para un pequeño número de elementos, ahorrando también en combustible, así como la cantidad de compras innecesarias que evita.