El coche del año Gay 2010

Durante varios años, los cohes preferidos por los gays tenían algo en común, que eran descapotables. Este año no podía ser menos y el FIAT 500 C se ha llebado la mayoría de los votos. Un coche pequeño, atractivo con un diseño clásico pero con toda la tecnología del momento, este Fiat 500 descapotable es un auténtico caramelito para quien busque sensaciones nuevas miestras el viento nos despeina.

coche-gay.jpg

Realmente es un coche muy bonito, pero sus competidores no se quedaban atrás, eso si, en precio le superaban ampliamente. Los otros candidatos fueron: El Aston Martin DBS Volante y el Alfa Romeo 8C Spider.

Para acabar hemos de reseñar que el Toyota IQ, un utilitario de coste económico, también se ha posicionado excelentemente en el público gay, aunque todo hay que decirlo, en cuestión de diseño, le supera ampliamente el Fiat 500.

Y ahora dinos… ¿Cual es tu coche preferido?

Fuente

La legalización de las bodas homosexuales aportaría grandes beneficios a Estados Unidos

 

bodas-homosexuales-estados-unidos.jpg

 

Se calcula que hasta un total de 9.500 millones de dólares podrían suponer los beneficios para la economía norteamericana, caso de que se legalizara totalmente en todos los estados miembros el matrimonio entre parejas del mismo sexo. Según los datos del Williams Institute se cree que prácticamente la mitad de las parejas se casarían en un plazo de tres años, y aunque también se ha llegado a la conclusión de que las parejas homosexuales gastan aproximadamente en las ceremonias un 34 % menos que las heterosexuales, el gran incremento de bodas en todo el pais, supondría un auge enorme en toda la infraestructura que existe en la actualidad en torno al mundo de las celebraciones matrimoniales.
En la actualidad, se calcula que en Estados Unidos existen casi ochocientas mil parejas homosexuales. Ante ésto, solo hay que imaginar un poco y nos daremos cuenta del auge en cuanto a puestos de trabajos y servicios necesarios que se crearían a raiz de una nueva ley que permitiera en todos los Estados Unidos las uniones homosexuales.  Por ejemplo, los gastos en regalos se podrían remontar a 3.400 millones de dólares. A ésto habría que añadir los gastos de catering y recepción, que supondría aproximadamente unos 1.600 millones de dólares. La música representaría 313 millones; los trajes, flores, transportes, ceremonias, etc. supondría también unos 9.500 millones de dólares. Después vendrían además los gastos de luna de miel (694 millones), joyería (502 millones), vídeo y fotografía (554 millones), anillos de compromiso (444 millones), etc.
Como podeis comprobar, las bodas gays pueden ayudar también a superar la crisis y a crear nuevos puestos de trabajo y más buenos servicios. Sería bastante práctico para los norteamericanos dejar a un lado en estos tiempos que corren ese férreo sentido de la moral tan particular que tienen y tener en cuenta opciones nuevas e interesantes como la de permitir en todos sus estados los matrimonios homosexuales. Posiblemente el ciudadano medio estadounidense lo agradecería.

Regalar oro

regalo-sanvalentin.jpg

Para demostrar nuestro amor a nuestra pareja uno de los regalos más recurridos de todos los tiempos es el Oro. Dicen que un diamante es para siempre pero más o menos ocurre como el oro, una joya es un recuerdo imperecedero del amor que sentimos hacia otra persona.

En ocasiones especiales como los aniversarios, el año nuevo o San Valentín puede ser el momento de plantearnos hacer un regalo inolvidable y en esta ocasión nuestra mejor elección puede ser regalar alguna joya de oro, plata, diamantes o otras piedras preciosas para recordarle siempre a nuestra pareja el amor que sentimos hacia ella.

Podemos encontrar verdaderas preciosidades en anillos, colgantes, pendientes en marcas con un diseño arrebatador como los que hace la firma Tous.

Últimamente para los amantes de los piercings se están imponiendo multitud de bonitos diseños especialmente en oro (que es mejor para la piel) con pequeñas incrustaciones de piedras preciosas. Esto puede ser un bonito detalle para disfrutar en la intimidad cuando los piercing se colocan en zonas donde sólo las puede disfrutar nuestra pareja.