Libros

Literatura para todos

Publicidad

En un figón del reino nuevo, mientras los humos curan la matanza

ventana

¡Ea, Yañez, venga otra jarra
del áspero!

Esos leoneses son unos retrógrados.
Mucho atraso es el que se traen
ellos y sus compadres de Toledo.
Ni que estuviéramos en el siglo
VIII y no en el X
ahorcan o condenan porque sí, en plan
visigótico.
Y aquí -¡a ver si lo aprenden!- no se juzga
con los viejos libracos ya
sino tan como lo entendemos
por las costumbres nuestras: sin que tenga que estar escrito.
También hablamos con mayor viveza y más palabras,
no tropezamos ahora apenas con el latín,
y la censura, de momento al menos,
no restringe nuestra poesía.
Sabemos que la gente es solo gente, plebe o nobles.
Y los de León, ¡hala!: “natu divino princeps”
y el Fuero Juzgo hasta en la olla.

Read More